Episodio 2

Los dichos del Profeta que prueban los signos de la ciencia en el ser humano, el planeta Tierra y la astronomía (2-3)

 

Para que la investigación resulte en la forma y contenido deseados, he seguido la siguiente metodología:

Primero: recopilé todos los hadices citados como prueba de diversas fuentes bibliográficas, investigaciones, diferentes cursos y talleres, conferencias, congresos sueltos, etc. Luego pasé a su estudio, analicé su contenido antes de indizarlos y clasificarlos por categorías. Puse un título a cada categoría, intentando, en la medida de lo posible, que ese título recoja el asunto en el que fue empleado el hadiz como cita.

Segundo: extraigo el hadiz de forma literal a como ha sido citado, lo coloco en la parte superior de la página y le añado al final un asterisco (*). Recojo en el margen la fuente de la que ha sido extraído. Coloco por separado cada hadiz en una página diferente.

Tercero: si el hadiz ha sido citado por más de un autor o lo repite el mismo autor en diferentes citas, trato de extraerlo de la mejor forma posible con el contexto en el que ha sido citado.

Cuarto: si los autores de una cita acerca de un tema determinado lo hacen con varios hadices, o con diferentes formas del mismo hadiz, paso a ordenarlas en función de las recopilaciones de hadices existentes. Por ejemplo, pongo en primer lugar las referencias al recopilador Al-Bujari, luego Muslim y así sucesivamente. A los hadices les he puesto numeración (así: 1, 2, etc.). Las transmisiones del mismo hadices las he ordenado alfabéticamente (a, b, c, etc.). Cuando hago referencia a la transmisión, cito la letra que le he asignado a cada versión.

A la hora de mencionar la cita, hago referencia al número del hadiz. En caso de que haya un gran número de hadices sobre el asunto de la cita, recojo el número de transmisión. Si los hadices son escasos, me limito a decir: “hadiz transmitido por…”, o “primer hadiz”[1].

Quinto: alerto de cualquier error o falta en que incurren los autores de las citas con respecto al texto del hadiz o su transmisión.

Sexto: extraigo el hadiz citando las diferentes formas y testigos, las diferentes versiones en la transmisión y en la forma textual. Hablo de los transmisores de los que persisten dudas, todo ello según las normas que rigen el estudio de las biografías de los transmisores. Este sentido, sigo en estas pautas:  

1- Si el autor de la cita menciona a un compañero del Profeta (PB) como autor del hadiz, recojo el nombre de este compañero en primer lugar. Así: Hadiz de [nombre del compañero], el transmisor del hadiz, quién lo extrajo y sigo con hadices de otros compañero del Profeta (PB) si existen en este mismo tema.

2- Si el autor de la cita no menciona a un compañero del Profeta (PB) como autor del hadiz, recojo el texto del hadiz solamente. Después cito los nombres de los compañeros del Profeta (PB) que lo han transmitido, extraigo sus hadices según el orden de las recopilaciones existentes, uno tras otro.

3- Extraigo el hadiz con el contexto en el que viene mencionado el término clave de la cita, en la mayoría de los casos.

4- Alerto de las diferentes versiones del término o del texto si éstas afectan a la propia cita.

5- Si digo “igual que él” o “de igual manera” me refiero al contenido de la cita.  

6- En lo que se refiere a los transmisores del hadiz, abordo solamente aquellos casos en los que persisten dudas. En el resto de los casos, procedo según las normas de Al-Hafid Ibn Hajjar o según las normas que rigen el estudio de las biografía de los transmisores del hadiz.

Séptimo: ordeno las fuentes de la transmisión de la siguiente manera:

Colección de hadices verídicos (Sahih) de Al-Bujari; Colección de hadices verídicos (Sahih) Muslim; Colección de hadices (Sunan Abu Dauud), Colección de hadices (Sunan Atirmidhi); Colección de hadices (Sunan Annisaii As-sughra); y Sunan Ibn Maja. Todo lo que no pertenezca a estos seis libros lo he ordenado según la fecha de defunción de su transmisor.

Octavo: la referencia a estos seis libros va en este orden: el título del libro, el capítulo, el epígrafe, la página y el número del hadiz. En el resto de obras, la referencia ha sido en este orden: el epígrafe, la página y el número del hadiz si está numerado. En caso de citar más de un hadiz de uno de los seis libros o sus capítulos, a la hora de extraerlo, me conformo con citar todo la primera vez y posteriormente solo cito el epígrafe y la página si el libro los recoge. 

En caso de que sean de capítulos diferentes, me conformo con citar el capítulo en cuestión sin citar el título del libro. Sin embargo, si están en el mismo libro, capítulo y página, no hago referencia a su fuente ya que la he citado en el primer caso. Solo he saltado esta metodología en contados casos.

Noveno: Después de extraer el hadiz, menciono la cita y cómo se recoge en el hadiz original. Si los autores que citan son varios, intento recoger la cita abreviadamente; y le sigo, por lo general, con el mejor comentario y el que mejor lo recoge. Quién sabe, quizás quien lo transmita lo haya entendido mejor que quien lo ha oído.

Décimo: si tengo algún comentario con respecto a la cita, lo incluyo justo después, debajo del título del comentario.

NOTA IMPORTANTE: todos los hadices atribuidos a la recopilación de Abu Dauud mencionados en esta tesina se consideran verídicos o al menos el propio Abu Dauud no incluyó ningún comentario sobre su autenticidad. De ahí que haya creído conveniente reflejarlo en esta nota y no repetirlo cada vez que se dé el caso.

Ésta es la metodología que he seguido. Si lo he logrado, es por la gracia de Allah y si he cometido algún error, es solamente mío y de Satán. Lo único que pretendo es hacer lo mejor para la Umma. Mi éxito solo será con la bendición de Allah, en Quien me refugio y a Quien retorno.

A partir de ahora, me dirijo a mi Señor Todopoderoso en señal de agradecimiento y gratitud. Cómo no hacerlo si Él Omnipotente dice en su sagrado Libro:

(وَمَنْ شَكَرَ فَإِنَّمَا يَشْكُرُ لِنَفْسِهِ) [النمل: 40]

“Pues quien es agradecido [a Allah] lo es sólo por su propio bien” (Corán, 27: 40)

Ordenó incluso que se le agradezca al decir Todopoderoso:

(وَوَصَّيْنَا الإِنسَانَ بِوَالِدَيْهِ حَمَلَتْهُ أُمُّهُ وَهْناً عَلَى وَهْنٍ وَفِصَالُهُ فِي عَامَيْنِ أَنْ اشْكُرْ لِي وَلِوَالِدَيْكَ إِلَيَّ الْمَصِيرُ) [لقمان: 14]

“"Y [Allah dice:] 'Hemos ordenado al hombre el trato bondadoso a sus padres: su madre le llevó soportando fatiga tras fatiga, y dos años duró su completa dependencia de ella: [así pues, Oh hombre,] sé agradecido conmigo y con tus padres, [y recuerda que] hacia Mí es el retorno.” (Corán, 31: 14)

Así pues, a Ti, oh Señor, todo agradecimiento y toda gratitud. Tus bendiciones, visibles e invisibles, son un manantial inagotable. Te doy tantas gracias como tantas caben en el cielo y la tierra. Mi gratitud hacia Ti es infinita, pues Tú eres el valedor y dueño de toda gratitud y de la mejor de las bendiciones.

Hago extensivo mi agradecimiento a mis dos generosos padres, a mi abuela y a mi tío materno Said Ben Muhammad Al-Qurni . Después de Allah Todopoderoso, son ellos mi razón de ser y los que me han educado. Así pues que Allah se lo recompense de la mejor manera.  

Y mi agradecimiento en especial a su eminencia el Cheij Dr. Mussa Ben Muhammad Al-Qurni, el predicador y luchador incansable, que ha tenido el mérito –después de Allah Todopoderoso– de hacerme llegar a los estudios superiores; así como al Profesor Dr. Muhammad Diyaa Ar-rahman Al-Aadhami, director de esta tesina, por tener el mérito –después de Allah– de elaborar este trabajo y por animarme incansablemente para concluirlo. Fue mi mejor guía y fiel consejero. Durante esta investigación y después de ella, sigo aún empapándome de su sabiduría y su refinado intelecto y educación, ya sea en la universidad o en su acogedora casa. Nunca ha escatimado en dedicarme su tiempo, abriéndome su corazón y su casa. ¡Oh Allah, recompénsales con la mejor de tus recompensas! Aumenta su sabiduría y éxito y haz que disfruten de la mejor salud, que tengan hijos de provecho y riquezas a raudales. Cólmalos, oh Allah, de tus bondades en esta vida y en la otra, y protégelos de todo mal en esta vida y en la otra. Amín.

Igualmente hago expreso mi reconocimiento y agradecimiento a los dos profesores que han aceptado leer esta tesina y ser miembros del jurado de su defensa, así como hacer sus observaciones al respecto; a sabiendas de lo apretadas que están sus agendas de trabajo. Ruego a Allah que me haga saber aprovechar sus recomendaciones.

Al mismo tiempo doy las gracias a todas aquellas personas que me han ayudado y apoyado en este trabajo, así como a todos los que me han aportado con sus trabajos, sus eminencias los ulemas[2] y los honorables profesores[3], los hermanos y compañeros en esta ilustre universidad, entre otras. A todos ellos va mi agradecimiento por su ayuda y ruego a Allah que se lo recompense de la mejor manera.

No me quiero olvidar aquí de todos los funcionarios de esta ilustre universidad, que es cuna del saber y bandera gloriosa de las enseñanzas de los primeros musulmanes. Ruego a Allah que la bendiga en su trabajo al servicio del Islam y los musulmanes en todo el mundo.

Concluyo mis ruegos con la alabanza a Allah Señor de los mundos.

El autor: Ahmad Ben Hassan Ben Ahmad Al-Harithi

 

 



[1] Véanse los subapartados cuarto, noveno y decimocuarto.

[2] En especial, el ulema precursor el Cheij Hamad Ben Muhammad Al-Ansari.

[3] Referidos con la palabra “Ustad” en árabe, según su significado en el Diccionario monolingüe Alwasit, añadiendo otra acepción: “Asatid” (1/17).

Comments  

#1 hosting companies cheapprofile3519 21 Safar 1440 AH
Need cheap hosting? Try webhosting1st, just $10 for an year.

http://arnestdavin.com/public/img-1539196203.jpg
Quote

Add comment

Security code
Refresh