Episodio 3

Orden de las criaturas y en último lugar el ser humano

 

Hadiz de Abu Huraira: “el Profeta (PB) me cogió de las manos y me dijo: “Allah Todopoderoso creó la Tierra en un sábado, en ella creó a las montañas el domingo, los árboles el lunes, creó lo que es detestable[1] el martes, la luz[2] el miércoles, y dispersó los animales el jueves y creó Adam, la paz de Allah sobre él, en el atardecer del viernes, al final de la Creación, en las últimas horas del viernes, entre el ocaso del día y la noche” (*).

Lo extrajo Muslim, siendo el único de las seis recopilaciones[3], así como An-nissa’i en “Al-kubraa”[4], el Imam Ahmad[5], Abu Yaala[6], At-tabari[7], Ibn Juzayma[8], Ibn Abi Hatim[9], Ibn Huban[10], Abu Al-Chaij[11], Ibn Mundah[12], Al-Bahiqi[13] y Al-Jatib[14]. Todos ellos por vía de Hayyay Ben Muhammad Al-Aawar, de Ibn Yuraiy, de Ismail Ibn Umayya, de Ayub Ben Jalid, de Abdullah Ben Rafii y Mawla Um Salma.

Lo siguió Hachim Ben Yussuf, a través de Ibn Yuraiy, de quien lo transmitió Ibn Maaín[15],  por esta vía lo extrajo Ad-dulabi[16].

 

También lo prosiguió Muhammad Ben Zawr, de Ibn Yuraiy, en Abu Al-Chaij[17].

En su cadena de transmisión figura Ayúb Ben Jalid Ben Safuan, conocido como Ayúb Ben Jalid Ben Abi Ayub Al-ansari, de quien dijo Al-hafidh: “Persiste en él alguna debilidad”[18].

No obstante lo prosiguió Ataa Ibn Abi Rabih de Abu Huraira, lo extrajo An-nissa’i en su libro “As-sunan Alkubraa”, a través de Al-ajdar Ben Aylan, de Ibn Yuraiy, de Ataa, de Abu Huraira, que el Profeta (PB) me cogió de las manos y dijo: “Oh Abu Huraira, ciertamente Allah creó los cielos y las tierras y lo que entre ellos se halle en seis días, y se asentó sobre el trono en el séptimo día, y creó la tierra el sábado, las montañas el domingo, los árboles el lunes, los objetos[19] el martes, la luz el miércoles, y dispersó los animales el jueves y creó Adá en el atardecer del viernes, en las últimas horas del día, y creó los habitantes de la Tierra en sus diferentes colores rojos y negros, buenos y malos, por eso hizo Allah Todopoderoso de Adam y sus descendientes buenos y malos”.[20]

Se le considera un hadiz hasan o bueno y todos los integrantes de su cadena de transmisión son de confianza, excepto Al-Ajdar que es “honrado” (saduq).[21]

Ibn Yuraiy, a pesar de que añade a sus transmisiones y no es transmisor directo sino que cita a otros, no obstante sus transmisiones de los demás son correctas, ya que ha convivido con Ataa siete años. De ahí que diga Al-Hafidh de él: “es el que mejor conoce los hadices de Ataa”[22].

El que añade otros elementos al hadiz, si lo transmite de un cheij o ulema, en la mayoría de los relatos, se le considera aceptado en su transmisión[23].

Todo indica que Ibn Yuraiy posee en el hadiz dos maestros ulemas, como se puede apreciar en el añadido que hace al inicio y la trasmisión a través de Al-Ajdar, y Allah es el que todo lo sabe.

Los eruditos en las ciencias del hadiz han hablado sobre éste que aquí nos ocupa a favor y en contra. Así que he creído conveniente ordenar las reservas y las réplicas de la siguiente manera:

Primero: Las reservas

A-             Reservas sobre la cadena de transmisores:

1- Ali Ben Al-Madini dijo: “Considero que Ismail Ben Umayya lo tomó de Ibrahim Ben Abi Yahya”[24]. Se refiere con Ibrahim a Ibn Muhammad Ben Abi Yahya Al-Aslami (Matruk o sospechoso de deshonestidad)[25]. Y no asegura el Hadith a partir de Ayoub y quien le sigue en la transmisión.

2- Según Al-Bujari: “Algunos dijeron transmitido de Abu Huraira, de Kaab y es lo más verídico”[26].

3- Ibn Kathir dijo: “No hay consenso con respecto a Ibn Yuraiy”[27].

4- En su transmisión dijo Al-Hafith de Ayub Ben Jalid (Ben Safuan Al-Ansari) es dudoso (Liin)[28]

B-             Reservas sobre el contenido:

1- Se dijo en contra de este hadiz que contradice el Corán. Así, Ibn Kathir manifiesta “en su contenido hay una grave extrañez, como que no menciona la creación de los cielos, pero si la creación de la Tierra, además de la mención a su creación en siete días, lo cual contradice el mensaje del Corán”[29].

2- También se dijo en su contra que contradice los hadices que afirman que el principio de la creación fue en domingo*, como así significan los nombre de los días (*“Domingo” árabe proviene de la misma raíz que primer, uno…, “lunes” es como segundo día; martes, tercero; miércoles, cuarto; y jueves, quinto)[30].

3- Al-Bahiqi afirma al respecto: “Algunos eruditos del Islam sostienen que es un hadiz que no se ha memorizado correctamente, ya que contradice lo que afirman los estudiosos de la exégesis del Corán o tafir, así como los historiadores”[31].

4- Abdelqader Al-Qurachi en su libro “Al-yawahir al-mudiyyah”, tras recoger el hadiz, afirmó: “La comunidad de estudiosos llegó al consenso de que no hubo creación el sábado. Y que ésta comenzó en domingo”[32].

5- El ulema y cheij del Islam Ibnu Taimiyyah comentó sobre este hadiz dos aspectos. Uno de ello las reservas de algunos estudiosos del hadiz. Dijo: “Sobre este hadiz formularon sus reservas algunos que lo conocen mejor que Muslim, como Yahya Ben Maaín, Al-Bujari, entre otros. Al-Bujari se basó en las palabras de Kaab Al-Ahbar. Otros lo dieron por válido como Abu Bakr Al-Anbari o Abu Al-Faray Ibn Al-Yawzi, entre otros. Al-Bahiqi y otros coinciden sin embargo en su debilidad”.

En segundo lugar, un prueba teórica. Dijo: “Lo correcto es otorgarle el carácter de hadiz débil, ya que ha quedado recogido suficientemente recogido en innumerables hadices que Allah creó los cielos, la Tierra y cuanto se halle entre ellos en seis días. Asimismo quedó recogido que el último día de la creación fue el viernes, lo que obliga a que el primer día de la creación sea el domingo”.

Se apoyó en su veredicto en tres aspectos: “(i) así es como lo estipulan las gentes del Libro, (ii) así lo reflejan los nombres de los días, (iii) y así se nos ha transmitido en los hadices de trasmisión segura y en otras fuentes”[33]. Sin embargo no aporta nada de estos hadices ni de las otras fuentes que señala  

Segundo: las réplicas

A-             Réplicas sobre las reservas en la cadena de trasmisión:

1- Decir que Ismail Ben Umayyah lo tomó de Ibrahim Ben Abi Yahya no es correcto, ya que a Ismail Ben Umayyah no se le acusa de tergiversar o añadir partes al hadiz. Es un transmisor del que existe planea confianza[34]. Es contemporáneo de su maestro Ayub Ben Jalid. Lo que lo tradujeron no han dejado ninguna constancia de que transmita de oídas o narrada de Ibrahim Ben Abi Yahya. Por este motivo “Al-Bujari no aceptó el veredicto de su maestro Ibn Al-Madini, y lo justificó con otro motivo.”[35]

También la forma con la que lo cita Al-Bahiqi, a la hora de mencionar Ibn Al-Madini, deja entrever que igualmente lo contradice. Dijo: “Sostienen algunos que Ismail Ben Umayyah lo tomó de Ibrahim Ben Abi Yahya”. Y prosiguió con respecto a Ismail Ben Umayyah: “Le siguió en esa cadena Mussa Ben Ubaydah Al-Rabdhi, de Ayub Ben Jalid. No obstante, Mussa Ben Ubaydah es débil”[36].

2- Las palabras de Al-Bujari: “Algunos dijeron transmitido de Abu Huraira, de Kaab Al-Ahbar y es lo más verídico”.

Esto demuestra que no existen reservas sobre la cadena de transmisión que aportó Muslim, excepto sus reservas sobre quienes dijeron: “De Abu Huraira y de éste Kaab Al-Ahbar”. De ahí que puede interpretarse como una reserva a lo que dijo Al-Bujari, ya que lo que éste último corrige no cita su atribución, ni el carácter de su contenido, y por lo tanto, no se puede admitir como reserva a lo recoge Sahih Muslim hasta que no sepamos su cadena de transmisión, ya que puede ser débil en sí. O sólo se fortaleció para Al-Bujari por otro motivo[37].

 

Por otro lado, una de dos, el relato o es bien como transmite Kaab, esto es, que la creación empezó en sábado; o bien haciendo mención a que empezó el domingo.

Si en el caso de Kaab se transmite que empezó en sábado, esto significa que es débil, ya que Kaab era de las gentes del Libro para los que la creación comenzó en domingo[38]. ¡¿Cómo, pues, puede transmitirse de él que dijo que la creación comenzó en sábado?!

Sin embargo, si el relato de Kaab es que la creación comenzó en domingo, esto significa que Abu Huraira relató de Kaab todo lo que sabe de la ciencia del Libro, y relató del Mensajero (PB) lo que oyó de él. En este supuesto, no habría algún problema, ya que esto también demuestra que es verídico el relato que nos transmitió Al-Bujari.

3- Afirma Ibn Kathir: “Hay disparidad de opiniones con respecto a Ibn Yuraiy” tras aportar los dos hadices antes mencionados. Trató de justificar una versión con la otra y sus reservas sobre Ibn Yuraiy. Puesto que Hayyay Ben Muhammad Al-Awar y otros lo relataron de Ibn Yuraiy, de Ismail Ben Umayyah, de Ayub Ben Jalid, de Abdellah Ben Rafii, de Abu Huraira. Lo relató Al-Ajdar Ben Aylan, de Ibn Yuraiy, de Ataa, de Abu Huraira.

La respuesta a esta cuestión es que, si aceptamos esta disparidad de opiniones, lo más probable es que lo haya relatado Hayyay Ben Muhammad Al-Awar, ya que es más sólido que Al-Ajdar. Le siguieron Hamam Ben Yussuf y Muhammad Ben Zawr, como se dijo anteriormente. Pero no creemos que se trate de una disparidad de opiniones, si no que hay dos cadenas de transmisión a partir de Ibn Yuraiy, y mientras se puedan unir, no hay otra vía que no sea esa.

4- Las palabras de Al-Hafith sobre Ayub Ben Jalid “en él persisten dudas (liin)” no se puede dar por válido por los siguientes motivos:

A-             Que los que replicaron este hadiz no lo hicieron precisamente por la presencia de dudas sobre alguno de sus transmisores, lo que aseguraría la certeza de Ayub para la comunidad de estudiosos. Si en Ayub persistieran dudas, no recurrirían a otros motivos para su revisión.

B-             Que un número considerable de memorizadores correctores corrigieron este hadiz de Ayub con Muslim a la cabeza, Ibn Juzaimah, Ibn Hubaan, Ibn Mundah y lo relató Ibn Maaín en su “historia” sin formular ninguna reserva al respecto. Por este motivo, el Cheij Al-Albani dice: “Le basta a este hadiz el haber sido recogido por Ibn Maaín sin que éste formulara ningún comentario o reserva al respecto”[39].

C-             No hallé este hadiz en todos los libros sobre hadices débiles que he revisado.

D-             El único que lo menciona cómo débil es Alazadi, en sí es débil para los estudiosos de las ciencias del hadiz[40].

 

 



[1] Así figura con el término “Al-makruh” en todos los que lo han tomado a través de Ibn Yuraiy, de Ismail Ibn Umayya, también en An-nissa’i en “Al-kubraa”. Asimismo aparece también tomado a través de Ibn Yuraiy, de Ataa Ibn Abi Ribah con el término “At-tuqn”. Dijo An-nawawi: “Las palabras del Mensajero (PB): “Creó “almakruh” el martes”. Así lo relató igualmente Zabit Ben Qasim, refiriéndose a todo instrumento con el que se obtiene el medio de vida, como el acero o demás metales de la Tierra. Así todo lo que sirve de arreglo para otra cosa se dice en árabe “taqanah” de la misma raíz que “At-tiqn”. Así An-nawawi añadió: “No hay contradicción entre las dos versiones, pues las dos cosas se crearon en martes”, tomado del libro Chareh An-nawawi (17/133). Parece que las palabras de An-nawawi son la confirmación de este hadiz ya que lo que nos trasmite deja entrever que el uso Zabit Ben Qasim del término “At-tiqn” está en el mismo campo semántico que “almakruh”. La prueba de ello es cuando dice An-nawawi “No hay contradicción entre las dos versiones”. Más adelante aportaremos otros significados del término “At-tiqn”.

 

[2] Según An-nawawi: “Así es como figura en el Sahih de Muslim con “r” al final del término árabe (an-nur), mientras que Zabit Ben Qasim lo transmite con “n” al final del término árabe, lo que significaría “peces” en lugar de “luz”, según Al-qadi. No obstante no parece que haya contradicción entre las dos versiones ya que ambos elementos fueron creados en miércoles”. Tomado del libro Chareh An-nawawi (17/134).

 

(*) Véase el libro “Al-qarar al-makín”, pág. 127.

 

[3] Véase el libro Sahih Muslim, descripción del “Día del Juicio Final, el Paraíso y el Infierno”, capítulo “El inicio de la creación y creación de Adán, la paz de Allah sobre él (4/2149).

 

[4] Sunan An-nissa’i en “Al-kubraa” Tafsir “almufrad” (1/201, 202, h. 30).

 

[5] Véase el libro “Almasnad” (2/327)

 

[6] Véase el libro “Masnad Abi Yaala” (10/513, 524 h. 6132). Cayeron dos transmisores del relato de Abi Yaala: Ibn Yuraiy y su maestro. Sin embargo, Ibn Huban lo relató correctamente de su maestro Abi Yaala.

 

[7] Véase el libro “Tafsir de At-tabari (Yamii al-bayan…) (24/94, 95) y en “Tarij al-umam al-mamluk” (1/23).

 

[8] Véase el libro “Sahih Ibn Juzayma” (3/117 h. 1731).

[9] Véase el libro “Tafsir de Ibn Abi Hatim” (1/103, h. 305).

 

[10] Véase el libro “Al-Ihssan” (8/11, h. 6128).

 

[11] Véase el libro “Al-Adhamah” (4/1358, h. 875).

 

[12] Véase el libro “At-tawhid” (1/183, h. 58).

 

[13] Véase el libro “As-sunan al-kubraa” (9/458), y “Al-asmaa wa as-sifat”, pág. 383.

 

[14] Véase el libro “Tarij Bagdad” (5/188, 189).

 

[15] Véase el libro “Tarij Ibn Maaín”, relato de Ad-duri (3/52, h. 210).

 

[16] Véase el libro “Al-kunaa” (1/175).

 

[17] Véase el libro “Al-Adhamah” (4/1360, 1361, h. 876).

 

[18] Véase el libro “Taqribu at-tahdhib”, pág. 118. Véase también la réplica al veredicto de Al-Hafidh, en el punto cuarto de las “reservas sobre la cadena de transmisión. 

 

[19] Dijo Ibn Faris del término “At-tiqn”: “la raíz en árabe “ta-qa-na” puede tener dos significados: (i) arreglar o ajustar algo, o (ii) barro y lodo”, en el diccionario “Miqyaas al-lughah” (1/350). En  diccionario “Lisan Al-Arab” (1/437) “At-tiqn” significa el lodo del fondo de los pozos, el tipo de barro que al secarse se agrieta sobre el terreno. En forma verbal se puede emplear para abonar la tierra con lodo. También significa los posos de agua que se decantan en el fondo de un cubo o similar. Otra acepción es: la locuacidad y la bondad de naturaleza. Véase nota nº 1.

 

[20] Sunan An-nissa’i en “Al-kubraa” Tafsir “almufrad” (1/153, 155, h. 412).

 

 

[21] Véase el libro “Taqribu at-tahdhib”, pág. 97.

 

[22] Véase el libro “Haddi As-sari fi muqadimat fatih albari”, pág. 357.

 

[23] Véase el libro “Dawabit alyarh wa ataadil”, pág. 123.

[24] Véase el libro “Al-bahiqi fi al-asmaa wa as-sifat”, pág. 384. Según lo transmitió Ibn Al-Madini.

 

[25] Véase el libro “Taqribu at-tahdhib”, pág. 93.

 

[26] Véase el libro “At-tarij al-kabir”, (1/413, 414).

 

[27] Véase el libro “Al-bidaya” (1/14).

 

[28] Véase el libro “Taqribu at-tahdhib”, pág. 118.

 

[29] Véase el libro “Al-bidaya” (1/15).

 

[30] Véase el libro “Al-Anwar al-kachifa”, pág. 189, así como a la antología de fetwas o dictámenes jurídicos (18/18).

[31] Véase el libro “Al-bahiqi fi al-asmaa wa as-sifat”, pág. 384.

 

[32] Véase el libro “Al-yawahir al-mudiyyah fi tabaqat al-hanafiya” (2/429).

[33] Véase la antología de fetwas o dictámenes jurídicos (18/18).

 

[34] Véase su traducción en “Tahdhib atadhib” (1/247) y en “Taqrib atadhib”, pág. 106.

 

[35] Véase “Al-anwar al-kachifa”, pág. 189.

[36] Véase “Al-asmaa wa as-sifat”, pág. 384.

 

[37] Véase “Al-anwar al-kachifa”, pág. 189.

 

[38] Ibn Al-Yawzi dijo: “Lo afirmó Abdellah Ben Salam, Kaab, Ad-dahak y Muyahid. Lo seleccionó Ibn Yarir Al-Tabari, con el que se refiere a las gentes de la Torá. En “Zad al-masir” (3/211). Ibn Kathir dijo al respecto: “es el texto de la Torá”. En “Albidaya” (1/13). El Maalami dijo: “Es Al-Mahfudh Ben Kaab, Abdellah Ben Salam, Wahb Ben Munabih y quien le siguió”. En “Al-anwar al-kachifa”, pág. 189. Véase también el Génesis, primer y segundo tomo.

[39] Véase “Silsilat As-sahih” (4/450)

 

[40] Misma fuente anterior. 

Comments  

#1 directadmin hostingprofile9868 22 Safar 1440 AH
Need cheap hosting? Try webhosting1st, just $10 for an year.

http://braintechrobotics.com/images/photos/495/1/b10669a20674ecab145efb6b.jpg
Quote

Add comment

Security code
Refresh