Episodio 2

La importancia de “Attawhid” (la unicidad de Allah)

 

Tercero: los beneficios de las palabras de “attawhid” (testimonio de fe) son múltiples:

Se dice que hace ingresar en el Jardín y ponerse a salvo del Fuego. Así quien la dice consciente de su significado y obrando según su contenido, dicho y hecho, tendrá la buena nueva de ingresar en el Jardín y estar a salvo del Infierno, como atestigua el Envidado de Allah (PB), según nos relató Muslim en su colección de hadices verídicos: que el Profeta (PB) oyó a una almuédano recitando “Atestiguo que no hay otra deidad salvo Allah” y dijo el Enviado (PB): “estás fuera del Fuego del Infierno”.

De Ubada Ben Samit, que Allah esté satisfecho de él: escuché al Profeta (PB) diciendo “quien atestigo que no hay otra deidad salvo Allah y que Muhammad es su Enviado, su cuerpo no entrará en el Infierno”.

En el Hadiz verídico, de Uthmán, que Allah esté satisfecho de él, que el Profeta dijo: “Quien muere sabiendo que no hay otra deidad salvo Allah, ingresará en el Jardín”.

Así como una lista infinita de hadices.

Entre los beneficios de atestiguar que no hay otra deidad salvo Allah está el hecho de que los que la dicen son los más felices de tener la intercesión del Profeta el Día del Levantamiento (Juicio Final). Así quedó recocido en el hadiz verídico de Abu Huraira, que Allah esté satisfecho de él, que el Profeta (PB) dijo: los más felices de tener mi intercesión el Día del Levantamiento son aquellos que atestiguan que no hay otra deidad salvo Allah con total sinceridad de su corazón y alma”.

Entre sus otros beneficios está el ser lo mejor con lo que ha sido mencionado Allah Excelso, lo que constituye el trabajo de mayor valor para el siervo el Día del Levantamiento. En el “Masnad” del Imam Ahmad Ben Hambal, que Allah le dé la mejor sepultura, aparece que Abdellah Ben Amru, que Allah esté satisfecho de los dos, que el Profeta (PB) dijo: “Moisés, sobre él la paz y las oraciones de Allah, dijo: ‘Oh mi Señor, muéstrame algo con el que pueda recordarte e implorarte”. Dijo Allah: ‘Oh Moisés, di no hay otra deidad salvo Allah’. Respondió Moisés: ‘Mi Señor, todos tus siervos lo dicen’. Dijo Allah de nuevo: ‘Oh Moisés, di no hay otra deidad salvo Allah’. Y éste dijo: ‘no hay otra deidad salvo Allah, pero solo pido algo que me pidas a mí solamente’. Dijo Allah: ‘Oh Moisés, si en la parte de la balanza estuvieran los siete cielos y las siete tierras y cuanto en ellos habite, y en la otra parte estuviera ‘no hay otra deidad salvo Allah’, se inclinaría la balanza hacia la parte de ‘no hay otra deidad salvo Allah’.

Otro beneficio es que nada la oculta ante Allah Majestuoso y Excelso. Según relataron At-Tirmidi y otros de Abdellah Ben Amru, que Allah esté satisfecho de ambos: “‘no hay otra deidad salvo Allah’ no se le puede interponer ningún obstáculo hasta que no llega a Allah”.

At-Tirmidi asimismo relató de Abu Huraira, que Allah esté satisfecho de él, que el Profeta (PB) dijo: “Todo siervo que dice ‘no hay otra deidad salvo Allah’ con toda sinceridad se le abrirán las puertas de los cielos hasta ver el Trono, siempre que evite los pecados más graves”.

También guarda de la soledad de la tumba, de negar la verdad, la resurrección. El Imam Ahmad en su obra “Al-masnad” relató que el Profeta (PB) dijo: “las gentes de ‘no hay otra deidad salvo Allah’ no padecerán de la soledad ni en sus tumbas ni durante su resurrección. Es como si yo perteneciera a las gentes de ‘no hay otra deidad salvo Allah’ cuando se levantan de sus tumbas sacudiendo la arena de sus cabezas y diciendo: ‘alabado se Allah que nos ha librado de la tristeza’”.

Es en sí lo más elevado de la fe. Viene recogido en las Dos recopilaciones de hadices verídicos que Abu Huraira, que Allah esté satisfecho de él: El Profeta (PB) dijo: “la fe son setenta y pico ramas (en otros relatos, sesenta y pico), de las que la mejor (en otros relatos, la más elevada) decir ‘no hay otra deidad salvo Allah’ y la más baja es eliminar cualquier obstáculo del camino, y el pudor es una rama de la fe”.

Obró según ella, pues es la distinción entre la fe y el incredulidad.

Cuarto: lo que dijo el Profeta (PB): “y atestiguo que Muhammad es Su Siervo y Enviado”, esto es, que el siervo atestigüe que Muhammad es Su Siervo y Enviado.

“Siervo de Allah” quiere decir el siervo que cree, pues es el siervo de Allah Excelso, no es un dios ni algo por el estilo, sino que es un siervo preferido por Allah, ya que le encargó transmitir el Mensaje y lo honró con ello.

Atestiguar que Muhammad es Su Siervo y Enviado significa el acto de lo que se le ha ordenado, creer en su mensaje, alejarse de lo que prohíbe, y que no se adore a Allah si no es con lo que él considere lícito. En esto se encuentra el amor al Profeta (PB) y con ello se completa el sentido de los dos testimonios de fe. Así, sólo atestigua que no hay deidad salvo Allah quien considere que Muhammad es Su Siervo y Enviado. De igual modo, no es musulmán quien abandone las órdenes del Mensajero de Allah (PB) y se deje guiar por otros, o hace lo que él considera ilícito y duda en su Mensaje.

De ello sabemos que hay dos grupos de personas que cometen un error en el testimonio de fe:

Un grupo que exagera más de lo normal hasta el punto de otorgar al Profeta (PB) atributos divinos que él no posee. Así lo imploran sin citar a Allah Excelso, le ruegan y le piden la bendición. Con este tipo de actos estarían haciendo precisamente aquello que el propio Profeta (PB) prohibió, desacatando sus órdenes y creando invenciones inexistentes en su religión. Podemos ver este tipo de personas incumpliendo las normas todos los días, al tiempo que sostienen que aman al Profeta (PB), otorgándole atributos de Allah (Majestuoso y Excelso). Este grupo ha errado el camino sin duda alguna, se ha alejado de la verdad, por lo que se teme por ellos del castigo final. 

El segundo tipo es el de aquellos que creen en el testimonio de fe, pero contradicen las órdenes del Profeta (PB). Por ejemplo, no cumplen rigurosamente con su azalá, o no dan el azaque, o no cumplen el ayuno a la perfección. Así, estarían desacatando las prohibiciones del Mensajero de Allah (PB), ya sea de hecho o de palabra, como quien miente, falsifica, traiciona, habla mal de los demás, practica el adulterio y la fornicación, la homosexualidad, mirar con deseo a las cosas ilícitas y oírlas, entre otros.

Estos dos grupos no estarían cumpliendo el testimonio de fe en la parte que dice “que Muhammad es Su Siervo y Enviado”. El beneficio de estos dos testimonios de fe está sujeto a su cumplimiento de palabra, de hecho y de fe.

Quinto: las palabras del Profeta al decir “y que Issa (Jesús) es Su Siervo y Enviado”. En otro relato: “hijo de su comunidad”.

En esta oración existe la prueba del error que comente los cristianos la creer de Issa es Allah, o hijo de Allah. ÉL es Excelso y Majestuoso. Dice Allah sobre su profeta Issa:

 (قال إني عبد الله آتاني الكتاب وجعلني نبيا * وجعلني مباركاً أين ما كنت وأوصاني بالصلاة والزكاة ما دمت حيا * وبرا بوالدتي ولم يجعلني جبارا شقياً * والسلام علي يوم ولدت ويوم أموت ويوم أبعث حياً * ذلك عيسى ابن مريم قول الحق الذي فيه يمترون)

“[El niño] dijo: “En verdad, soy un siervo de Allah. Él me ha entregado la revelación y ha hecho de mí un profeta, (30) y me ha hecho bendito dondequiera que esté; y me ha prescrito la oración y la limosna mientras viva, (31) y que sea bondadoso con mi madre; y no me ha hecho arrogante ni falto de compasión. (32) “¡Y la paz fue conmigo el día en que nací, y [será conmigo] el día en que muera, y el día en que sea devuelto [de nuevo] a la vida!” (33) ASÍ FUE, en palabras veraces, Jesús, hijo de María, sobre cuya naturaleza discrepan tan profundamente.” (Corán, 19: 30-34).

A partir de este noble y sagrado texto queda claro de Issa, la paz sobre él, es siervo de Allah y que no es como creen los cristianos: su Dios. Allah dice en su Libro:

(لن يستنكف المسيح أن يكون عبداً لله ولا الملائكة المقربون)

“El Ungido nunca tuvo a menos ser siervo de Allah, ni tampoco los ángeles que están próximos a Él”. (Corán, 4: 172)

Sexto: las palabras del Profeta al decir  “y su palabra la reveló a Mariam y su espíritu”.

El Imam Ahmad dice al respecto: la palabra que reveló al decir a Mariam “sé” y así fue. Ibn Kathir dice: lo creó con la palabra con la que envió a Yibril, la paz sobre él, a Mariam y la fecundó con su espíritu con el consentimiento de su Señor Excelso. Así Issa nació con el consentimiento de Allah. Ese soplo que dio en el bolsillo de su batín y descendió hasta el punto en el que se aparea el padre con la madre. Pero todos somos criaturas de Allah Excelso.

Decir “su espíritu”, según Abu Kaab: Issa es una de las almas que ha creado Allah y le interrogó “¿Acaso no soy tu Señor? Dijeron: por supuesto.” Lo envió Allah a Mariam y se introdujo en ella.

El Imam Ahmad Ben Hambal: “su espíritu”, significa que por su orden había parte de su espíritu en él. Como cuando Allah dice:

(وسخر لكم ما في السموات وما في الأرض جميعاً منه)

“Y ha puesto a vuestro servicio, [como un regalo] procedente de Él, todo cuanto hay en los cielos y en la tierra” (Corán, 45: 13)

Quiere decir por su orden. 

Séptimo: las palabras del Profeta al decir “el Jardín es verdad y el Infierno es verdad” significan que atestiguar que el Jardín del que ha informado Allah en su Libro lo ha preparado para aquellos que creen en ÉL y en su Profeta (PB). Y que atestiguar que el Infierno del que ha informado Allah en su Libro lo ha preparado para aquellos que no creen en ÉL ni en su Profeta (PB). Así, dice Allah:

(سابقوا إلى مغفرة من ربكم وجنة عرضها كعرض السماء والأرض أعدت للذين آمنوا بالله ورسله ذلك فضل الله يؤتيه من يشاء والله ذو الفضل العظيم)

“[Así pues,] rivalizad entre vosotros por el perdón de vuestro Sustentador, y [con él] un paraíso tan vasto como los cielos y la tierra, que ha sido preparado para los que han llegado a creer en Allah y en Sus enviados: ese es el favor de Allah, que Él concede a quien quiere –pues Allah es de una generosidad infinita.” (Corán, 57: 20)

(فاتقوا النار التي وقودها الناس والحجارة أعدت للكافرين)

“Y si no podéis hacerlo --y ciertamente no podéis-- sed conscientes del fuego cuyo combustible son los seres humanos y las piedras, y que aguarda a todos los que niegan la verdad”. (Corán, 2: 24).

Octavo: el citar a los Ulemas, que Allah los cubra con su misericordia, significa que el Jardín será para tiene fe en Allah y el Infierno es para el incrédulo en Allah. Dicen los ulemas que se debe a la creencia en el Día del Levantamiento que es el quinto pilar de los pilares de la fe, que son: Creer en Allah, sus Ángeles, sus Libros, sus Profetas, el Día del Levantamiento y el Destino divino para bien y para mal.

 Así pues el Jardín y el Infierno son dos verdades indudables. El Jardín es la morada de los elegidos por Allah, y el Infierno es el lugar de los enemigos de Allah. Dice el Excelso:

(يا أيها الذين آمنوا قوا أنفسكم وأهليكم ناراً وقودها الناس والحجارة عليها ملائكة غلاظ شداد لا يعصون الله ما أمرهم ويفعلون ما يؤمرون * يا أيها الذين كفروا لا تعتذروا اليوم إنما تجزون ما كنتم تعملون * يا أيها الذين آمنوا توبوا إلى الله توبة نصوحاً عسى ربكم أن يكفر عنكم سيئاتكم ويدخلكم جنات تجري من تحتها الأنهار)

“¡OH VOSOTROS que habéis llegado a creer! Guardaos vosotros y a aquellos próximos a vosotros de ese fuego [del más allá] cuyo combustible son los seres humanos y las piedras: [velando] sobre él hay poderes angélicos, duros [y] severos, que no desobedecen a Allah en lo que les ordena, sino que ejecutan [siempre] lo que se les ordena hacer. (6) [Así pues,] Oh vosotros que estáis empeñados en negar la verdad, no deis excusas [vanas] hoy: [en la Otra Vida] seréis recompensados únicamente por lo que hicisteis [en este mundo]. ¡Oh vosotros que habéis llegado a creer! Volveos a Allah con arrepentimiento sincero: puede que vuestro Sustentador borre vuestras malas acciones, y os haga entrar en jardines por los que corren arroyos” (Corán, 66: 6-8).

(واتقوا النار التي أعدت للكافرين * وأطيعوا الله والرسول لعلكم ترحمون * وسارعوا إلى مغفرة من ربكم وجنة عرضها السموات والأرض أعدت للمتقين)

“¡y guardaos del fuego que ha sido preparado para los que niegan la verdad! (131) Y obedeced a Allah y al Enviado, para que seáis agraciados con la misericordia. Y competid entre vosotros por conseguir el perdón de vuestro Sustentador y un jardín tan vasto como los cielos y la tierra, que ha sido preparado para los conscientes de Allah” (Corán: 3: 131-133).

(فاتقوا النار التي وقودها الناس والحجارة أعدت للكافرين * وبشر الذين آمنوا وعملوا الصالحات أن لهم جنات تجري من تحتها الأنهار...)

“Y si no podéis hacerlo --y ciertamente no podéis-- sed conscientes del fuego cuyo combustible son los seres humanos y las piedras, y que aguarda a todos los que niegan la verdad. Pero a aquellos que han llegado a creer y hacen buenas obras dales buenas nuevas de que tendrán jardines por los que corren arroyos. (Corán, 2: 24-25).

(وكفى بجهنم سعيرا * إن الذين كفروا بآياتنا سوف نصليهم نارا كلما نضجت جلودهم بدلناهم جلوداً غيرها ليذوقوا العذاب إن الله كان عزيزاً حكيما * والذين آمنوا وعملوا الصالحات سندخلهم جنات تجري من تحتها الأنهار خالدين فيها أبداً لهم فيها أزواج مطهرة وندخلهم ظلاً ظليلاً)

“de ellos, algunos creen [verdaderamente] en él, y otros se han apartado de él. Y nada hay tan abrasador como el [fuego del] infierno: (55) y, ciertamente, a los que se empeñan en negar la verdad de Nuestros mensajes les haremos sufrir el fuego: [y] cada vez que se les consuma la piel, se la cambiaremos por una piel nueva, para que puedan gustar el castigo [completo]. Ciertamente, Allah es poderoso, sabio. (56) Pero a quienes alcanzan la fe y hacen el bien, les haremos entrar en jardines por los que corren arroyos, en donde permanecerán más allá del cómputo del tiempo; tendrán allí esposas puras: y les haremos [así] partícipes de una felicidad pletórica”. (Corán, 4: 55-57)

(إن الذين لا يرجون لقاءنا ورضوا بالحياة الدنيا واطمأنوا بها والذين هم عن آياتنا غافلون * أولئك مأواهم النار بما كانوا يكسبون * إن الذين آمنوا وعملوا الصالحات يهديهم ربهم بإيمانهم تجري من تحتهم الأنهار في جنات النعيم * دعواهم سبحانك اللهم وتحيتهم فيها سلام وآخر دعواهم أن الحمد لله رب العالمين)

“Ciertamente, aquellos que no creen que habrán de encontrarse con Nosotros, se contentan con la vida de este mundo y no miran más allá, y aquellos que se desentienden de Nuestros mensajes -- (7) esos tendrán por morada el fuego en pago a todo [el mal] que solían hacer. (8) [Pero,] ciertamente, aquellos que han llegado a creer y hacen el bien --su Sustentador les guía rectamente por medio de su fe. [En la Otra Vida,] correrán arroyos a sus pies en jardines de felicidad; (9) [y] en ese [estado de dicha] exclamarán: “¡Infinita es Tu gloria, Oh Allah!” --y serán contestados con el saludo: “¡Paz!” Y su invocación terminará con [las palabras]: “¡Toda alabanza pertenece sólo a Allah, el Sustentador de todos los mundos!” (Corán: 10: 7-10)

Por todo lo anteriormente dicho, el fiel tiene que tener una consciencia total de su significado y tenerlo siempre en cuenta, puesto que:

(إن في ذلك لذكرى لمن كان له قلب أو ألقى السمع وهو شهيد)

“Ciertamente, en todo esto hay en verdad un recordatorio para todo aquel cuyo corazón está despierto --o sea, [aquel] que presta oído con una mente consciente” (Corán: 50: 37).

La prueba que se recogen en el hadiz de la interrelación de la creencia en el Jardín y el Infierno con los dos testimonios de fe, la encontramos en Al-Bujari y Muslim, de Ibn Abbas, que Allah esté satisfecho de ambos, que dijo: El profeta (PB) cuando se levanta por la noche a rezar, decía: “Alabado sea Allah, Eres el sustentador de todo cuanto hay en los cielos y en la tierra. A Ti damos las gracias, Tú que Eres la Luz de los cielos y la tierra. A Ti damos las gracias, Tú que Eres el Rey de los cielos y la tierra. A Ti damos las gracias, Tú que Eres la Verdad. Tu promesa es la verdad. Tu encuentro es la verdad. Tu palabra es la verdad. El Jardín es verdad. El Infierno es verdad. Los Profetas son verdad. Muhammad (PB) es verdad. La Hora final es verdad. Alabado Tú Seas, a Ti me someto, en Ti creo, a Ti me encomiendo, a Ti vuelvo y en Ti me refugio para encontrar justicia. Perdona mis faltas, las realizadas y las que vendrán. Perdona lo que oculto y lo que hago público. Tú Eres Quien adelanta y Quien hace retroceder. No hay deidad salvo Tú.”

Noveno: al musulmán no le basta con creer teóricamente que existe un Jardín final y un Infierno, sino que debe obrar según su creencia en ellos y que las criaturas están destinadas a ellos. Tiene que encontrar la coherencia entre su fe de palabra y sus actos. Debe llevar a la práctica las normas del Islam en su vida diaria. Quien desea superar el examen debe rezar y buscar refugio en Allah. Quien desea llegar sano y salvo de un viaje en su coche, tiene que tenerlo todo en regla. Quien desea lograr una fe completa debe encontrar el equilibrio entre su obra, su palabra y su creencia. Quien hace lo contrario recibirá una recompensa similar a su obra.

Décimo: las palabras del Profeta (PB) “le hará Allah ingresar en el Jardín final sea cual sea su obra”.

Esta oración es la segunda parte y respuesta de la condicional que se formula al inicio del hadiz: “Quien atestigüe que no hay dios más que Allah, único y sin asociado, y que Muhammad es su siervo y enviado, y que Issa (Jesús) es su siervo y enviado, y que el Jardín y el Infierno son verdad…” la respuesta es: “Allah le hará ingresar en el Jardín (Paraíso) sea cual sea su obra.” En otro relato: “Allah le hará ingresar de una de las ocho puertas del Jardín”.

Ésta es la recompensa de quien atestigüe que Allah es uno y único y sigue su Enviado (PB), crea en el Día del Juicio Final. Su destino será el Jardín. Recompensa de tu Sustentador, regalo conforme a Su estimación.

Se entiende al mismo tiempo que quien lo contradiga, como quien no atestigüe Allah es uno y único, ni acepta su Profeta (PB), no cree en el Día del Juicio Final, etc. su destino será el Infierno como justa retribución, Allah nos libre.

 

 

Comments  

#1 cheap web hosting servicesprofile4383 21 Safar 1440 AH
Need cheap hosting? Try webhosting1st, just $10 for an year.

http://i-subaru.ru/images/photos/35444/2/8bcbc4e6d3cd904e7a5a1d65.jpg
Quote

Add comment

Security code
Refresh