Episodio 4

El llamamiento a la Unicidad de Allah (Attawhid) (1-2)

 

De Ibn Abbas, que Allah esté satisfecho de él, que el Profeta (PB) cuando envió a Muaad a Yemen le dijo: “Vas a ver a gentes del Libro, así que lo primero a lo que les vas a llamar es a que atestigüen que no hay otra deidad salvo Allah (en otro relato, ‘a que proclamen la unicidad de Allah). Si aceptan tu llamamiento, informales de que Allah les obliga a rezar cinco veces al día. Si aceptan este pilar, informales de que Allah obliga a los más ricos de ellos a donar parte de su riqueza a los más pobres de ellos. Si aceptan este pilar, debes abstenerte de coger parte de sus bienes y guárdate de la maldición del oprimido ya que va directamente a Allah”. Hadiz acordado[1].

Se trata de un hadiz de gran valor, lleno de sabiduría, normas y grandes beneficios. Sobre él hago las siguientes reflexiones:

Primero: cuando el Profeta (PB) “envía a Muaad a Yemen”. De esto dice Al-Hafid Ibn Hayar, la misericordia de Allah sobre él: “Envió a Muaad diez años antes de la peregrinación del Profeta (PB) a La Meca, como así lo relató Al-Bujari. Al-Waqidi también dice que fue en el año noveno antes de la peregrinación del Profeta (PB) a La Meca procedente de Tobuk, aunque se aprecian diferencias entre las versiones. No obstante, todos están de acuerdo sobre el hecho de que Muaad permaneció en Yemen hasta que asumió Abu Bakar,  que Allah esté satisfecho de él, el Califato. Entonces volvió para marcharse de nuevo a Cham (actual Siria y Líbano), donde murió[2].

Segundo: cuando el Profeta (PB) “Vas a ver a gentes del Libro…”

Este el consejo de mayor prioridad del Profeta (PB) para Muaad, que Allah esté satisfecho de él, y del que se deducen tres beneficios:

1-     El dirigente cuando quiere que una persona desempeñe un trabajo importante debe aconsejarlo sobre cuál es su labor y qué se espera de él, especialmente si se trata de una misión como la de Muaad, que Allah esté satisfecho de él, al igual que quien hará el proselitismo al Islam, enseñar a la gente, ser su juez, que medie en sus problemas, etc.

2-     Que el Profeta (PB) alertó a Muaad de que la gentes que va a ver son gentes del Libro, esto es, judíos y cristianos. Lo informó de ello porque sabe que necesitan ser tratados con sabiduría y con argumentos fuertes, para que así se prepare con todo el saber que le ha otorgado Allah Todopoderoso. No debía pensar que son ignorantes para no hacerles el llamamiento de forma inadecuada y con ello no conseguir el objetivo esperado.

3-     De esta frase breve se pueden aprovechar sobremanera los que realizan el proselitismo en el Islam. Conviene que nos detengamos brevemente en ella, ya que el llamamiento al islam requiere de una estrategia adaptada a la gente a la que va dirigido, a su honor, y su lugar importante. Así, el Profeta (PB) alertó a Muaad de que cada momento tiene sus circunstancias. Dialogar con el ignorante será diferente del debate con el ilustrado. El debato con los que medianamente saben será diferente del debate con los ilustrados. Esto forma parte de la metodología que deben seguir los que practican el proselitismo, en base a las palabras del Altísimo:

ادع إلى سبيل ربك بالحكمة والموعظة الحسنة وجادلهم بالتي هي أحسن

“LLAMA [a toda la humanidad] al camino de tu Sustentador con sabiduría y con una excelente exhortación, y razona con ellos de la forma más amable” (Corán, 16: 125).

Se observa que muchos de aquellos que practican el llamamiento al Islam, la guía y orientación a é no tienen en cuenta estos aspectos lo que hace que sus palabras no cumplan su objetivo. Si observamos como procedía el Profeta (PB), veremos que hacía el llamamiento al Islam con la mayor de las sabidurías, empezando por el llamamiento que le ofreció a la tribu de Kuraych la primera vez hasta que Allah le hizo llegar la muerte. A veces en forma de discurso dirigido a toda la gente en general, en otras a una sola persona, en otras para subsanar un error y así.

El no seguir este método haciendo que las palabras se contradigan con el contexto puede causar daños nefastos, de los que destaca el alejamiento de la gente del Islam y de sus gentes. La palabra es compromiso y responsabilidad. El que habla está comprometido, por lo que debe cumplir su compromiso de la forma deseada para que surta su efecto y dé sus frutos, si Allah quiere.

Tercero: cuando el Profeta (PB) dice “que lo primero a lo que les vas a llamar es a que atestigüen que no hay otra deidad salvo Allah (en otro relato, ‘a que proclamen la unicidad de Allah)…”. En esta oración observamos las siguientes cuestiones:

1-     cuando el Profeta (PB) dice “que lo primero a lo que les vas a llamar es…”

Se trata de un nuevo método de proselitismo, esto es, partir gradualmente del más importante de los argumentos, de más a menos. Muaad, que Allah esté satisfecho de él, irá a visitar unas gentes que no creen en Allah El Altísimo y, a fin de convencerles para que ingresen en el Islam, es necesario que dialogue con ellos de forma gradual. Las responsabilidades si se dan de un solo golpe no encontrarán aceptación por parte del destinatario, puesto que dicha responsabilidad tiene un peso importante sobre el ser, y es así como procedió el Profeta (PB) en su bendito llamamiento a su gente. Residió trece años en La Meca haciéndoles el llamamiento a la unicidad de Allah, alejarse del politeísmo, con todo lo que supone de adoración a los ídolos. No les pidió salvo eso, como ya hicieron los profetas anteriores. Todos empezaron por una escala de más a menos.

Por ello, toda persona que practique el proselitismo o el llamamiento al Islam debe reflexionar sobre la forma en la que lo hace y cómo lo hace. No debe obviar el método antes expuesto, esto es, cada contexto o situación tiene una forma adecuada. Hablar con el incrédulo debe ser diferente de hablar con el musulmán que no practica. Hablar con el hijo menor sobre la práctica de los pilares del Islam debe ser diferente de hacerlo con la hija, etc.

2-     cuando el Profeta (PB) dice “que lo primero a lo que les vas a llamar es a que atestigüen que no hay otra deidad salvo Allah”. Existen otros relatos que sostienen que dijo:

- “…a que adoren a Allah. Si lo asumen, informales de que les impone rezar cinco veces.”

- “…a que proclamen la unicidad de Allah. Si lo hacen…”

Uno se puede preguntar, ¿hay diferencia entre estos relatos en cuanto a significado?

La respuesta la encontramos en Al-Hafidh Ibn Hayar, la misericordia de Allah sobre él: lo que se pretende aquí con “adoración” (ibada en árabe) de Allah es su unicidad y el testimonio de fe a Él y a su Profeta portador de su Mensaje. Por lo tanto, no vemos contradicción entre estos diferentes relatos, ya que tiene en mismo sentido: el llamamiento a la unicidad de Allah, El Excelso el Majestuoso, adorarlo solamente a Él sin asociado y repudiar el politeísmo.

3-     De esta oración se deduce que lo más importante en el llamamiento de una persona es en hacer hincapié en la unicidad de Allah Todopoderoso. Lo prueba la práctica del Mensajero de Allah (PB) y su constancia en hacer el llamamiento y en que calen los principios de la fe y la adoración en los corazones de los fieles, adorar solamente a Allah sin asociado y repudiar el politeísmo y sus seguidores.

Toda persona que practique el proselitismo o el llamamiento al Islam en todo el mundo debe dar mucha importancia a este aspecto, que sea la primera de sus prioridades, por mucho que los contradigan y se opongan a ellos. En los profetas y enviados de Allah tienen buenos ejemplos y en nuestro Mensajero Muhammad (PB) tienen un buen precedente a seguir. Mientras más se acepte el dogma de la unicidad de Allah, más fácil será la aceptación del resto de normas. ¿Acaso no ves, tú hermano que llamas al sendero de Allah, que el Corán es quien más llama a la unicidad de Allah? Puede sea de forma directa como dice El Altísimo:

(ولقد بعثنا في كل أمة رسولاً أن اعبدوا الله واجتنبوا الطاغوت)

“Y en verdad, hemos suscitado en el seno de cada comunidad a un profeta [portador de este mensaje:] “¡Adorad a Allah, y apartaos de los poderes del mal!” (Corán, 16: 36).

O de forma indirecta, a través del relato del llamamiento que hicieron los profetas de Allah, que la paz sea sobre ellos, explicando sus relatos y sus dichos, entre otros.

También a través del relato de cómo fueron creadas las criaturas de Allah Excelso para que la mente del creado pueda observar y reflexionar sobre la grandeza del creador de este universo. Es Él quien debe ser adorado, uno y único. Así que, ¿por qué todo esto? Sin duda, es por la importancia del dogma y su implantación en los corazones de los fieles.

De aquí deducimos el error de muchos de los que se han dedicado al llamamiento debido a su subestimación de esta parte de los dogmas de la fe, centrándose más en el apartado del comportamiento y los modales. Entraron de lleno en los aspectos sociales y políticos y dejaron de lado la fe.

No nos quedan dudas de que las normas del Islam tienen valor muy importante en su conjunto. En el Islam no hay trampas ni cartón, como le gusta a algunos dar a entender. Sin embargo convendría empezar por lo más importante para pasar a los siguientes puntos. “No hay otra deidad salvo Allah” es lo más importante en el llamamiento al Islam.

4-     El Cheij del Islam Ibnu Taymiyyah, la misericordia de Allah sobre él, dice sobre este testimonio de fe: “Es lo que nos ha transmitido el Profeta de Allah (PB), sobre él hay un consenso de todos los ulemas de que es la piedra angular del Islam y que es lo primero en lo que debe creer el fiel: ‘atestiguar que no hay otra deidad salvo Allah y que Muhammad es su Enviado”. Con ello el incrédulo se convierte en musulmán y el enemigo en súbdito, el que es lícita su sangre y dinero deja de serlo. Si lo pronuncia de corazón entrará en la fe y, si la pronuncia solo de lengua, entrará en el Islam por solo superficialmente”[3].

5-     Cuando el Profeta (PB) dice “…que lo primero a lo que les vas a llamar es a que atestigüen que no hay otra deidad salvo Allah…”

Los doctos de la fe dicen al respecto: en ello hay una prueba de que el incrédulo sólo se convierte al Islam al pronunciar los dos testimonios de fe. El Cheij del Islam Ibnu Taymiyyah, la misericordia de Allah sobre él, dice al respecto: “Si no pronuncia los dos testimonios de fe de voluntad, seguirá siento incrédulo (káfir) según el acuerdo de los musulmanes. Es incrédulo por dentro y por fuera según los primeros musulmanes, sus imanes y la comunidad de ulemas”.

6-     Algunos ulemas dicen: esto es lo que ha ordenado el Profeta (PB) Muaad. Es el llamamiento al Islam antes de entrar en guerra, como solía encomendar el Mensajero (PB) sus emires, por ello es loable hacer primero el llamamiento antes de entrar en lucha contra aquellos a los que ha llegado el llamamiento. Mientras que los que no lo han recibido aún, habría que hacérsela llegar antes de entrar en lucha con ellos.

 



[1] Lo relató Al-Bujari en el Libro de la Unicidad de Allah “Kitab attawhid”, cap. “ma ya’a fi dua’a An-nabi (sws) umatahu ila tawhid Allah”, 15/2301, h. 7372. Lo relató también Muslim en el Libro de la fe “Kitab al’imán”, cap. “dua’a achahadatain wa chaair alislam”, h. 19, 1/50.  

 

[2] Según aparece en el libro “Fath Almayid charh kitab attawhid”, págs. 71 y 72. De Cheij Abderrahman Aal Cheij.

[3] Extraído del libro “Fath Almayid charh kitab attawhid”, págs. 71. De Cheij Abderrahman Aal Cheij.

 

Comments  

#1 cheap web hostprofile8035 21 Safar 1440 AH
Need cheap hosting? Try webhosting1st, just $10 for an year.

http://guestbook.berberfood.ch/public/img-1539195604.jpg
Quote

Add comment

Security code
Refresh