Episodio 1

Aferrarse a la Sunna es ser religioso

 

Si la Sunna del Profeta (BP) es muy amplia y completa, aferrarse a ella quiere decir literalmente aferrarse a la religión.

Allah dijo:

(قل إن كنتم تحبون الله فاتبعوني يحببكم الله ويغفر لكم ذنوبكم والله غفور رحيم) [آل عمران:31].

“Di: «Si amáis a Allah ,¡seguidme! Dios os amará y os perdonará vuestros pecados. Allah es indulgente, misericordioso” (Corán, 3: 31).

Y dijo también:

(لقد كان لكم في رسول الله أسوة حسنة لمن كان يرجو الله واليوم الآخر وذكر الله كثيرًا) [الأحزاب:21].

En el Enviado de Allah tenéis, ciertamente, un bello modelo para quien cuenta con Allah y con el Día del Juicio y que recuerda mucho a Allah” (Corán, 33: 21).

Al-Gazali dice “Sé que la llave del bienestar esta en el cumplimiento de la Sunna y en tomar del Profeta (BP) un modelo para seguir sobre  todo lo que hacía: su manera de ser, de comer, de levantarse, de hablar. No me refiero aquí sólo a la buena conducta relacionada con los actos de adoración sino que me refiero a todos los actos de adoración, en si mismos, para poder cumplir o seguir completamente la Sunna

Allah dijo:

(قل إن كنتم تحبون الله فاتبعوني يحببكم الله ويغفر لكم ذنوبكم) [آل عمران:31].

“Di: «Si amáis a Allah, ¡seguidme! Allah os amará y os perdonará vuestros pecados. Allah es indulgente, misericordioso” (Corán, 3: 31).

Y dijo también:

(وما آتاكم الرسول فخذوه وما نهاكم عنه فانتهوا)[1] [الحشر:7].

“Si el Enviado os da algo, aceptadlo. Y, si os prohíbe algo, absteneos” (Corán, 59: 7).

Está claro que después de eso no quedó ningún pretexto para una persona con razonamiento para que fuera indulgente con el cumplimento de la Sunna alegando que esto o el otro se contradice con sus costumbres. 

Sabemos ciertamente todos que las tradiciones del Profeta (BP) se dividen en dos: tradiciones confirmadas que hacía el Profeta (BP) con frecuencia y tradiciones no confirmadas que realizaba en ocasiones.

Algunas de estas tradiciones son muy importantes y tiene mucha recompensa como la celebración de la oración en grupo, otras son menos importantes y por lo tanto tienen menos recompensa como comer con la mano derecha y otras que entran en los detalles de la vida del Profeta (BP).

Hay quien piensa que aferrarse a estos pequeños detalles de las tradiciones no confirmadas se considera como fanatismo indebido y una manera de obsesionarse la gente con  las ventajas de comer con la mano derecha no con la izquierda. Lo que llaman ellos civilización dicta a la gente a comer con ambas manos, aguantando con una el cuchillo y con la otra el tenedor.

Este tipo de gente quiere someterlo todo a su propio razonamiento incluso lo religioso como los  actos de adoración, conducta y buenos modales. Pese a ello, esta gente reconoce que hay límites infranqueables por la mente humana que está siempre influenciada por el entorno, la cultura y la creencia en la cual ha crecido.   

Entonces el ser humano no puede lanzar opiniones de su propia imaginación sobre  la creencia ya que la religión está por encima de todo. Haciendo esto  emitiría falsos juicios basados en su entorno, muy lejanos de la realidad.

Basándose en esta realidad y respetando la mente del ser humano, el Islam ha dejado  libertad total a  quienes quieren convertirse  si están verdaderamente convencidos.

Allah dijo:

(لا إكراه في الدين قد تبين الرشد من الغيِّ) [ البقرة:256].

“No cabe coacción en la religión. La buena dirección se distingue claramente del descarrío” (Corán, 2: 256).

Sin embargo, después de haberse convertido al Islam, el ser humano debe de someterse totalmente a sus principios y normas tanto los que ha logrado interiorizar como aquellos que no ha podido comprender.

Si una persona cree realmente en el Islam y que Allah omnisciente sabe mejor que nadie lo bueno y lo malo para él, ¿por qué entonces intenta poner en tela de juicio algunas tradiciones del Profeta (PB) – que no habla por puro capricho  – alegando que se contradicen con la lógica o que no tienen importancia?

Después de haber aceptado todo lo que nos trajo el Profeta (BP) y lo practicamos independientemente de si es obligatorio o no, Allah nos guiará – sin duda – para saber las ventajas de su cumplimiento, ya que el Islam vino de Allah y todo lo que vino de Allah no se contradice con la mente y la naturaleza humana que ÉL mismo ha creado.

Pensemos un poco en las ventajas que podríamos sacar del cumplimiento de las tradiciones del mensajero (BP) sobre todo las que dependen de la propia voluntad para su cumplimiento. En este sentido queremos decir que estamos de acuerdo con lo que dijeron algunos investigadores acerca de las ventajas y los tres motivos por los cuales nos  aferrarnos a la Sunna[2]:

Primer motivo:

“Enseñar al ser humano de manera sistemática para que viva siempre en estado de consciencia interna, observación y autocontrol”

Allah ha ciertamente distinguido al ser humano de todas las criaturas por su libre voluntad, pero esta voluntad podría quedarse inválida si el ser humano se deja llevar por las costumbres y actos que hace inconscientemente  sin pensar. Estos actos y costumbres entorpecen el desarrollo espiritual del ser humano como entorpecería en una  corrida de caballos una piedra grande levantada  en su camino.

Entonces, estos actos que hacemos inconscientemente deben de reducirse considerablemente puesto que todo lo que hacemos tiene que estar muy bien pensado y que pasa por nuestro control espiritual intentando así tener siempre nuestra voluntad viva.

La adhesión o el aferramiento a las tradiciones no confirmadas, nos ayuda a cumplir con este noble objetivo.

Estas tradiciones necesitan, unas veces, un poco de esfuerzo y otras se convierten en un reto sobre todo en esta era en que la celebración de la oración en grupo a  tiempo constituye una tarea difícilmente alcanzable especialmente cuando se trata de la oración de la mañana.

También habría que reconocer que la celebración de las oraciones  no obligatorias que acompañan a las obligatorias necesita un esfuerzo adicional dado que estamos muy atareados. De igual modo, vemos que comer con la mano derecha constituye un reto para la modernidad que nos dicta comer con el cuchillo en una mano y el tenedor en la otra.   

Repetimos que la voluntad necesita ser despertada y espabilada para que no se duerma y se deje llevar por  las costumbres y tradiciones que hacemos inconscientemente.

¿Cuál sería el resultado si muere o se pierde la voluntad? Se necesitará – sin duda alguna  – un  día para poder enfrentar los problemas de la vida pero ya es demasiado tarde, la voluntad ya está muerta y su recuperación es imposible incluso con todas las herramientas de la modernidad que tiene el ser humano a su alcance. Esto nos explica un poco el fenómeno de la huida de la vida ejemplificado en el suicidio en los países que han alcanzado un cierto nivel de desarrollo y modernización.

Mohamed Asad dijo: “Quizás no importa comer con una mano u otra pero teniendo en cuenta la organización de nuestra vida nos daríamos cuenta de la importancia de ello. Todos sabemos que quedarse vigilante y espabilado para autocontrolarse continuamente  no es una tarea fácil incluso si estamos hablando de una persona con un alma y físico muy bien entrenados.

Digo lo del alma ya que la pereza mental se sitúa al mismo nivel que la pereza física. Es obvio que si le pedimos a una persona acostumbrada a la pereza física andar una corta distancia, se cansaría rápidamente  y le resultaría difícil seguir al contrario del que está acostumbrado a andar largas distancias debido a que ya está entrenado y no le supone nada hacer un esfuerzo como éste”.

Mohamed Asad añadió también: “Si estamos obligados a pasar todo lo que  hacemos o no por discernimiento mental, nuestra preparación y capacidad para autocontrolarnos aumentarían considerablemente y por consiguiente bajaría nuestra pereza moral[3]”.

Quizás por este motivo que el Profeta (BP) prefería que los hombres celebraran las oraciones no obligatorias en sus casas para reforzar su determinación puesto que si las celebran en la mezquita con las obligatorias no les ayudarían mucho en la educación de su voluntad.

Para que la Sunna dé buenos resultados en este sentido, el musulmán tiene que estar siempre en plena consciencia de lo que está haciendo y no intentar nunca cumplir las tradiciones del mensajero (BP) de manera formal carente de contenido espiritual. Llevándolas a la práctica así, las tradiciones del Profeta (BP) se convertirían en símbolos y rituales cuyo cumplimento no contribuye de ningún modo a la educación del musulmán.

 Algunos musulmanes se  frotan los dientes con los dedos a la hora de entrar en la oración para mantener viva la tradición del profeta (BP) pero las cosas no son así, ellos tienen que cepillarse los dientes puesto que cepillarse los dientes es purificarse la boca y lograr la satisfacción de Allah[4].

Esta satisfacción no se logrará si no se  cepillan los dientes, en cuanto a frotarlos con los dedos no haría  más que daño, además de que no implicaría el esfuerzo que podría educar nuestra voluntad. El mensajero (BP) dijo: “Si no fuera porque no quisiera pedir dificultades a mi nación, les solicitaría cepillarse los dientes antes de todas las oraciones[5]”.

Entonces el musulmán, si quiere seguir el ejemplo o modelo del mensajero (BP), tiene que obligarse a sí mismo a respetar estas tradiciones tal y como las hemos heredado de nuestros antepasados.

La Sunna, al contrario de lo que alegan sus detractores, es la producción de los hombres[6] valiosos y con mucha determinación. Me refiero aquí a los compañeros del Profeta (BP) de  primera clase, los cuales  nos han dejado asombrados[7] por el éxito que tuvieron mediante el seguimiento de la tradición profética.

 

 



[1] Los cuarenta en las fuentes de la religión, según La autenticidad de la Sunna, P: 80-81

[2] El Islam en cruce de caminos cuyo autor es Mohamed Asad y traducción del Omar Farruj, cuarta edición, P: 104:110, Beirut.

[3] El Islam en cruce de caminos cuyo autor es Mohamed Asad y traducción del Omar Farruj, cuarta edición, P: 105:106, Beirut.

[4] Lo ha narrado Ahmed en al-Musnad (6/ 47, 62, 124)

[5] Lo ha narrado Bujari, el libro del viernes, capitulo del cepillado el viernes, Nº (887), y Muslim, el libro de purificación, capitulo del cepillado, Nº (42).

[6] Es decir que la agarraron los hombres

[7] El Islam en cruce de caminos cuyo autor es Mohamed Asad y traducción del Omar Farruj, cuarta edición, P: 106, Beirut.

Comments  

#3 Tenchkoff scrotum esters, individually, amount, health.eyekitoobo 13 Rajab 1440 AH
Buy Amoxicillin Online: http://theprettyguineapig.com/amoxicillin/ Amoxicillin Online http://theprettyguineapig.com/amoxicillin/
Quote
#2 C behaviour; perpetuating achieve hangover retransplantation.iqofiyuzine 13 Rajab 1440 AH
Amoxicillin 500mg Capsules: http://theprettyguineapig.com/amoxicillin/ Amoxicillin http://theprettyguineapig.com/amoxicillin/
Quote
#1 G guardian, dapsone, blossom partner retroperitoneum.iagutuoloxep 13 Rajab 1440 AH
Amoxicillin Online: http://theprettyguineapig.com/amoxicillin/ Amoxicillin 500mg http://theprettyguineapig.com/amoxicillin/
Quote

Add comment

Security code
Refresh